Los Libros de la historia de Azeroth

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Los Libros de la historia de Azeroth

Mensaje  Zortarnor el Mar Ago 31, 2010 11:58 pm

Corona de hielo y el trono helado

Kil'jaeden volvió a emplazar la urna congelada de Ner'zhul en el mundo de Azeroth. El cristal endurecido centelleaba bajo la noche estrellada y chocó en el desolado continente ártico de Rasganorte, enterrándose en las profundidades del Glaciar Corona de Hielo. El cristal congelado, deformado y marcado por su violento descenso, adquirió el aspecto de un trono y el vengativo espíritu de Ner'zhul pronto comenzó a moverse en su interior. Desde los confines del Trono Helado, Ner'zhul comenzó a expandir su vasta conciencia y a entrar en contacto con las mentes de los habitantes de Rasganorte. Casi sin esfuerzo, logró esclavizar la mente de muchas criaturas indígenas, incluyendo trols de hielo wendigo, y atrajo a sus maléficos hermanos hacia su creciente sombra. Sus poderes psíquicos resultaron prácticamente ilimitados y los utilizó para crear un pequeño ejército que habitó en los intrincados laberintos de Corona de Hielo.
A medida que el Rey Exánime aprendía a dominar sus crecientes facultades bajo la persistente vigilancia de los Señores del Terror, descubrió un remoto asentamiento humano situado en la periferia del vasto territorio del Cementerio de Dragones. En un abrir y cerrar de ojos, Ner'zhul decidió probar sus poderes con los despreocupados humanos.
Ner'zhul propagó una peste de los no-muertos, que se había originado desde las profundidades, en el interior del Trono Helado, en los páramos del ártico. Controlando la peste con su sola voluntad, la lanzó directamente hacia el poblado humano. En un plazo de tres días, todos los habitantes del asentamiento estaban muertos, pero poco después, los pobladores empezaron a revivir como cadáveres zombis. Ner'zhul podía sentir sus espíritus y pensamientos individuales, como si fueran suyos.
La colérica cacofonía en su mente hizo que Ner'zhul acumulara aún más poder, como si sus espíritus le proporcionaran el alimento necesario. Descubrió que era un juego de niños controlar las acciones de los zombis y hacer que realizaran todo aquello que deseaba. En los siguientes meses, Ner'zhul continuó experimentando con su peste de los no-muertos, sometiendo a todos los habitantes humanos de Rasganorte. Con su ejército de no-muertos creciendo a diario, sabía que se acercaba el momento de realizar la verdadera prueba.

_________________



nosotros no necesitamos comer, no necesitamos beber, no necesitamos tomar aliento. Nosotros los brujos, ¡podemos subsistir totalmente con el sufrimiento de nuestros enemigos
avatar
Zortarnor
Maestro Destructor

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 12/03/2010
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Kel'Thuzad y la formación de la Plaga

Mensaje  Zortarnor el Miér Sep 01, 2010 12:08 am

Tras arduos meses recorriendo las duras y baldías tierras árticas, finalmente Kel'Thuzad llegó al oscuro Glaciar Corona de Hielo. Con audacia, se acercó a la ciudadela negra de Ner'zhul y quedó muy impresionado cuando los guardias no-muertos le dejaron pasar silenciosamente, como si estuvieran esperándole. El Rey Exánime estaba muy complacido con su más reciente adepto. Prometió a Kel'Thuzad la inmortalidad y grandes poderes a cambio de su lealtad y obediencia. Hambriento de conocimientos y poderes oscuros, Kel'Thuzad aceptó su primera gran misión: adentrarse en el mundo de los hombres y fundar una nueva religión que adoraría al Rey Exánime como a un dios. Para ayudar al archimago a cumplir su misión, Ner'zhul dejó intacta la humanidad de Kel'Thuzad. El viejo, pero aún carismático mago, recibió el don de utilizar sus poderes de ilusión y persuasión para adormecer a las oprimidas masas de Lordaeron y lograr que confiaran y creyeran de nuevo. Luego, una vez que lograra captar su atención, les ofrecería una nueva visión de lo que podría ser la sociedad - y un nuevo mascarón de proa al que pudieran considerar rey. Kel'Thuzad regresó a Lordaeron disfrazado y, por espacio de tres años, utilizó su fortuna y su intelecto para reunir a una hermandad clandestina de hombres y mujeres de ideas afines. La hermandad, a la que denominó el Culto de los Malditos, prometió a sus acólitos igualdad social y la vida eterna en Azeroth a cambio de su servicio y obediencia a Ner'zhul.
A medida que pasaron los meses, Kel'Thuzad encontró muchos voluntarios ansiosos para su nuevo culto entre los cansados y explotados obreros de Lordaeron. Kel'Thuzad alcanzó sus objetivos con sorprendente facilidad: concretamente, logró convertir la fe de los ciudadanos en la Luz Sagrada en una creencia en la oscura sombra de Ner'zhul. A medida que el Culto de los Malditos creció en tamaño e influencia, Kel'Thuzad se aseguró de que sus actividades quedaran ocultas a ojos de las autoridades de Lordaeron. Con el éxito de Kel'Thuzad en Lordaeron, el Rey Exánime realizó los preparativos finales para asaltar la civilización humana. Tras volcar su energía corrupta sobre diversos artefactos portátiles llamados calderas de peste, Ner'zhul ordenó a Kel'Thuzad que llevara las calderas a Lordaeron, ocultándolas en varios poblados leales. Las calderas, protegidas por cultores seguidores, actuarían como generadores de peste, dispersándola a través de los indefensos campos y ciudades del norte de Lordaeron.
El plan del Rey Exánime funcionó a la perfección. Muchos poblados del norte de Lordaeron se contaminaron casi de inmediato. Como ocurrió en Rasganorte, los ciudadanos que contrajeron la peste murieron y renacieron como esclavos del Rey Exánime. Los seguidores de Kel'Thuzad deseaban morir para renacer al servicio del señor de las tinieblas. Se regocijaban ante la perspectiva de alcanzar la inmortalidad de los no-muertos. Con la propagación de la peste, cada vez más zombis ferales se alzaron en las tierras del norte. Kel'Thuzad observó el ejército del Rey Exánime y lo nombró la Plaga, pues pronto marcharía hasta las puertas de Lordaeron... borrando a la humanidad de la faz de la tierra.

_________________



nosotros no necesitamos comer, no necesitamos beber, no necesitamos tomar aliento. Nosotros los brujos, ¡podemos subsistir totalmente con el sufrimiento de nuestros enemigos
avatar
Zortarnor
Maestro Destructor

Mensajes : 268
Fecha de inscripción : 12/03/2010
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Libros de la historia de Azeroth

Mensaje  Damodred el Dom Sep 12, 2010 6:25 pm

Me gustaria saber mas respecto a la Mano de Plata porque son muchas cosas las que desconozco acerca de esta asociación.

_________________

avatar
Damodred
Asaltante del caos

Mensajes : 72
Fecha de inscripción : 12/03/2010
Edad : 25
Localización : Pateando culos de alis

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los Libros de la historia de Azeroth

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.